Tener un sueño profundo ayuda a eliminar residuos

NUEVA YORK (HealthDay News).— Las etapas profundas del sueño podrían dar al cerebro la oportunidad de liberarse de unas sustancias potencialmente tóxicas, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que durante el sueño profundo, la actividad de “ondas lentas” de las células nerviosas parece crear un espacio para que el líquido cefalorraquídeo se mueva de forma rítmica, saliendo y entrando del cerebro, un proceso que se cree que limpia los productos metabólicos residuales.

Esos residuos incluyen a la beta amiloide, una proteína que se acumula de manera anómala en los cerebros de las personas con demencia, señaló la investigadora Laura Lewis, profesora asistente de ingeniería biomédica en la Universidad de Boston.

Lewis enfatizó que los hallazgos, publicados en la revista Science, no prueban que el sueño profundo ayude a proteger de la demencia u otras enfermedades.

Pero el principal objetivo de investigaciones como ésta es comprender por qué el sueño de mala calidad se vincula con unos riesgos más elevados de varias afecciones crónicas, desde la demencia y la enfermedad cardiaca hasta la depresión, apuntó.

Los investigadores sabían que el líquido cefalorraquídeo ayuda a eliminar los productos secundarios metabólicos del cerebro, para que no se acumulen en el órgano. También sabían que el proceso parece acelerarse durante el sueño. Pero todavía persistían preguntas sobre cómo y por qué sucede.

Los investigadores reclutaron a 11 adultos sanos para el estudio del sueño que usó técnicas no invasivas: IRM avanzada para monitorizar el flujo del fluido en el cerebro y encefalogramas para medir la actividad eléctrica en las células cerebrales.

El sueño se caracteriza por ciclos MOR y ciclos no MOR. Durante el sueño MOR, la respiración y el ritmo cardiaco son relativamente más altos, y las personas con frecuencia tienen unos sueños vívidos. El sueño no MOR incluye etapas de sueño profundo, o de ondas lentas. Durante esas etapas, la actividad de las células del cerebro, la frecuencia cardiaca y el flujo sanguíneo se ralentizan, y la investigación encontró que el sueño profundo podría ayudar a la consolidación de la memoria y permitir al cerebro recuperarse de la rutina diaria.

“El cerebro se encarga de todas esas cosas fundamentales durante el sueño profundo”, dijo Lewis.

Cuando los participantes del estudio estaban en un sueño profundo, cada pulso en la actividad cerebral de onda lenta era seguido por oscilaciones en el flujo y el volumen de la sangre, lo que permitía al líquido cefalorraquídeo fluir en las cavidades llenas de líquido del cerebro central.

El líquido cefalorraquídeo se movía en “grandes olas pulsantes” que solo se observaron durante el sueño profundo, explicó Lewis.

Basándose en lo que se sabe sobre la función del líquido cefalorraquídeo, los expertos dijeron que es razonable concluir que el sueño de ondas lentas fomenta la eliminación de los residuos del cerebro.

Resultado de imagen para dormir

De gran importancia

El estudio ilustra “elegantemente” la importancia del sueño profundo, según la Dra. Phyllis Zee, una especialista en medicina del sueño que no participó en el trabajo. “Ayuda a explicar cómo y por qué el sueño es importante para mantener a las neuronas sanas, al facilitar la eliminación de las moléculas tóxicas”, comentó Zee, profesora de neurología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

“Se puede pensar en el sueño como una importante forma de cuidar al cerebro”, dijo la experta.

Otro especialista en medicina del sueño se mostró de acuerdo. “Hay evidencias crecientes, de éste y otros estudios, de que el sueño tiene un rol en la eliminación de las toxinas del cerebro”, aseguró el Dr. Raman Malhotra, profesor asociado de neurología de la Universidad de Washington, en St. Louis.

Otras investigaciones han sugerido que perder sueño puede fomentar la acumulación de “proteínas indeseadas” en el cerebro, apuntó Malhotra, que también pertenece a la junta de directores de la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine).

Por ejemplo, un estudio reciente del gobierno encontró que una noche de privación del sueño desencadenaba un aumento de la beta amiloide en los cerebros de adultos sanos.

“A medida que aprendemos más sobre este rol del sueño”, observó Malhotra, “podría ayudar a explicar por qué los individuos que no duermen lo suficiente, o que sufren de trastornos del sueño, tienen un riesgo más alto de ciertas afecciones crónicas de la salud”.

En el último estudio participaron adultos más jóvenes sin problemas de salud. Lewis dijo que será importante averiguar si los adultos mayores sanos, o las personas con ciertas afecciones de la salud, muestran alguna diferencia en la dinámica del líquido cefalorraquídeo durante el sueño.

Una pregunta importante para futuras investigaciones, añadió, será si las alteraciones en esa dinámica preceden al desarrollo de las enfermedades.

“Proteínas indeseadas”

Otras investigaciones sugieren que perder sueño puede fomentar la acumulación de “proteínas indeseadas” en el cerebro, apuntó el Dr. Raman Malhotra, quien pertenece a la junta de directores de la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine).

Afectaciones

Malhotra, quien es profesor asociado de neurología de la Universidad de Washington, comentó que otro estudio señaló que una noche de privación del sueño desencadenaba un aumento de la beta amiloide en los cerebros de adultos sanos. “A medida que aprendemos más del rol del sueño se explicará por qué los individuos que no duermen lo suficiente, o que sufren de trastornos del sueño, tienen un riesgo más alto de ciertas afecciones crónicas de la salud”.

Fuente: www.yucatan.com.mx