Los docentes e investigadores de la Escuela de Zootecnia M.Sc. Sebastián Dorado Montenegro y Dr. Sergio Salazar Villanea presentaron los resultados del proyecto al sector porcicultor y a autoridades de Ministerio de Agricultura y Ganadería el 21 de junio en la Estación Experimental Agrícola Fabio Baudrit Moreno (EEAFBM).


Actualmente, los porcicultores costarricenses se enfrentan a un mercado abierto y exigente donde lograr mayor calidad y productividad es clave. Por eso, investigadores de la Escuela de Zootecnia de la Universidad de Costa Rica (UCR) elaboraron, por primera vez en el país, un estudio comparativo de resultados productivos y reproductivos de granjas porcinas que les ayudará a mejorar su desempeño.

El proyecto de acción social ED-3326 titulado “Así produce Costa Rica” Porcicultura incluyó granjas pequeñas, medianas y grandes que suman una población de 12 637 hembras, es decir, un 33 % del hato nacional. Las granjas se clasificaron en cuatro categorías según el número de vientres que poseen: hasta 200, de 201 a 500, de 501 a 1000 y de más de 1000 vientres.

Para realizar este estudio, los docentes e investigadores de la Escuela de Zootecnia, Dr. Sergio Salazar Villanea y M.Sc. Sebastián Dorado Montenegro, recopilaron datos de 21 granjas productoras de cerdo de todo el país entre octubre del 2017 y febrero del 2018.

Parámetros de éxito

Entre los resultados se destaca que el 24 % del total de granjas presentan más de 25 destetados por hembra al año, mientras que la granja más exitosa alcanzó un cifra de 27.23. Además, mostró que el 33 % del total de las granjas presentan una tasa de parición de más de 87 %. El 57 % de las granjas presentan una tasa de repetición de celo menor a 8, lo cual es positivo.

Para los investigadores, estas cifras demuestran que en Costa Rica aún queda mucho trabajo por hacer (especialmente en las granjas pequeñas) para alcanzar los niveles de productividad de los grandes países productores, como Brasil. “Como bloque a nivel nacional podemos dar muchísimo más”, acotó Sebastián Dorado.

Los expertos también reconocen que los porcicultores han avanzado considerablemente en temas como la genética, pues ya han invertido en animales reproductores de genética superior que contribuyen a producir cada vez más carne y de mejor calidad.

El estudio permitió seleccionar las granjas porcinas con mayor éxito tomando como parámetro productivo el número de cerdos destetados por hembra al año. Además, se tomaron en cuenta otros parámetros, como número total de hembras productivas, porcentaje de repetición de celo, número de nacidos vivos, número de nacidos muertos.

Competencia internacional

Debido a los tratados de libre comercio, ahora los porcicultores ticos deben competir con el producto importado que llega a Costa Rica desde otros países, como Canadá, Estados Unidos y Chile, y eso genera preocupación en el sector. Al mismo tiempo, se presentan oportunidades de exportar hacia mercados de alto valor, como China, Hong Kong, Corea del Sur y Japón.

“La industria porcina nacional está enfrentando diferentes retos, fundamentalmente por la apertura comercial, y al firmar tratados de libre comercio con varios paises que son altamente productores. Eso implica que carnes en diversas presentaciones pueden ingresar al país libre de aranceles proveniente de estos países”, explicó Berardo Jaén Hernández, viceministro de ganadería del MAG.

Al respecto, la nueva directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Porcicultores, Patricia Rojas Morales, comentó que “como sector, a nosotros nos preocupa que tenemos que enfrentar la apertura de mercados, tenemos que ser una industria competitiva a nivel internacional y nos enfrentamos a realidades de producción mucho más eficientes que las nuestras, eso lo podemos ver en los datos comparativos que nos presenta hoy la Universidad de Costa Rica”.